Dos en Uno

Dos en Uno

Hoy quiero explicaros un ejemplo de otro de los casos con los que nos encontramos habitualmente en la joyería. Reformar joyas simplemente añadiendo piezas.

En este caso concreto la clienta tenía unos pendientes de chatones de brillantes muy sencillos y bonitos, pero que, para determinadas ocasiones, le parecían demasiado neutros. Así que decidimos darle un golpe de efecto con unas piedras de color, unos zafiros rosas que tanto por la forma como por el tamaño completaban a la perfección los pendientes. Y, para no perder la simplicidad original de la joya, hicimos un encaje para que la piedra fuera de quita y pon. De esta manera la clienta puede lucir 2 pendientes en 1.

Como veis, cada caso requiere un enfoque distinto. Y, claramente, toda joya tiene diversas posibilidades.

20150413_123407

Share Button